Ser emprendedor es un camino lleno de desafíos. Más en Latinoamérica, una región considerada como de las más emprendedoras en el mundo, pero a la vez, con mayor volumen de empresas que no sobreviven a los 2 años, entre otras razones, por no llevar buenas prácticas para la startup

Tal como lo comenta PanamericanWorld, revista especializada en negocios y economía, Latinoamérica es una de las regiones con mayor dinamismo y un ecosistema en crecimiento en materia de emprendimiento. No obstante, solo el 25% de las startup supera los 2 años de vida. 

Entre las principales razones de fracaso de las startup en LATAM está la falta de buenas prácticas asociadas a la ejecución y planeación.

¿A qué se debe? Muchos podrían pensar que la principal causa es la dificultad para obtener inversión o un capital limitado. Sin embargo, tal como lo mencionan los expertos del informe mencionado, los principales factores de este fracaso son:

  • Una mala ejecución.
  • Falta de planeación y de estrategias  de mercado. 
  • Mala relación entre el equipo. 

¡Veamos entonces 5 buenas prácticas para la startup que puedes aplicar desde ya!

Antes, te dejamos un video en el que se muestran consejos importantes para emprendedores:

1. Debes tener claro quién eres y qué haces

Para empezar hay que tener claridad sobre la misión, visión, propósito, valores, cultura y filosofía de la empresa. Esto no se puede perder de vista y se debe comunicar efectivamente (a nivel interno y externo) para generar una identidad de marca.

Las empresas que logran trabajar en la customer experience y que usan la tecnología adecuada para ello, crecen y son más rentables.

Esto hará que la empresa tenga un lugar en el mercado y un posicionamiento en la mente de los consumidores y/o clientes potenciales. A su vez, esto marcará la pauta para desarrollar estrategias, planes y encontrar oportunidades en el nicho de mercado específico. 

2. Crea una experiencia de cliente suprema

La experiencia de cliente o Customer eXperience es un factor diferenciador y competitivo que puede marcar la ventaja como startup. Esto considerando que los clientes actuales, más que comprar productos y servicios, compran experiencias. 

Esta tendencia se vió especialmente marcada con la pandemia, cuando 1 de cada 4 personas se alejó de marcas que creyeron que actuaban por interés propio, tal como lo revela el estudio global de tendencias de marketing Deloitte

A su vez, el 40% de C-Suite o líderes tomadores de decisiones reconoce que la experiencia del cliente tiene un alto impacto para permanecer y crecer en el mercado. 

Para lograr que esta experiencia sea suprema hay que apoyarse en las tecnologías para la CX, siendo esta una herramienta efectiva para conseguir lo que los clientes demandan: agilidad, omnicanalidad, personalización y consistencia en la atención.  

Asimismo, la tecnología para la experiencia del cliente permite trabajar en los siguientes ejes:

  • Capacidad para la captura de la voz del cliente en los diferentes canales (multicanal y omnicanal). 
  • Distribución o difusión de la voz del cliente en toda la organización al punto de generar una transformación cultural centrada en el cliente. 
  • Personalización de la información sobre los clientes y la experiencia de estos, para los diferentes roles de la empresa. Esto ayudará a alinear la visión de la CX y enfocar los esfuerzos en cada área (ventas, atención al cliente, finanzas, inventario, etc.).
  • Puesta en marcha de planes y acciones estratégicas con base en la información recopilada en la gestión de clientes, como por ejemplo, análisis de incidencias reincidentes, feedback, quejas, sugerencias e ideas innovadoras. 

3. Agiliza tu comunicación interna

Tal como lo revela el estudio ya mencionado, otra de las causas de la alta tasa de fracaso de las startup en América Latina es la mala relación entre socios y el equipo. Esta relación depende en gran medida de la comunicación interna. 

Por tanto, primero que todo, hay que elegir bien al equipo de trabajo, dando un peso importante a quienes comparten los mismos valores, cultura y filosofía de la empresa. 

Luego de ello, hay que determinar un plan de comunicación interna en el que se definan canales, responsables, conductos regulares y estrategias para comunicarse entre los integrantes del equipo. 

A su vez, es importante establecer modelos de comunicación bidireccional y positiva, para lograr  confianza, motivación y valor en la comunicación. 

4. Ejecuta tus acciones de forma clara y precisa

Muchas startup presentan problemas en la ejecución y esto se debe a errores que van desde la falta de planeación previa, hasta dificultades para hacer un seguimiento y control de los planes. 

Para evitar estos inconvenientes en la parte ejecutiva debes definir un plan para cada grupo de objetivos (por área, proyecto, etc.) de la empresa considerando lo siguiente: 

  • Objetivos específicos. 
  • Recursos (humanos, materiales, tecnológicos, etc.). 
  • Cronograma de acciones y actividades, con responsables a cargo. 
  • Responsables del monitoreo y control del plan. 
  • Indicadores y reportes para medir el avance. 

5. Da a conocer tu negocio

Luego de aplicar estas buenas prácticas para la startup, podemos avanzar en medidas que ayuden a hacerla visible, con la tranquilidad de reflejar lo que realmente es tu empresa. 

Para dar a conocer tú negocio es innegable la necesidad de estrategias omnicanal, que presentan una identidad de marca y atención consistente, tanto por los canales físicos (tienda) como por los medios digitales (redes sociales, e-commerce, sitio web, apps de mensajería instantánea). 

Las buenas prácticas hacen crecer la startup

Todas estas buenas prácticas para la startup son efectivas y ello se evidencia con el crecimiento que han experimentado las empresas que las han adoptado. 

Tal como lo indica el informe 2021 de Accenture, consultora internacional, la experiencia del cliente que evoluciona con la combinación de datos, tecnología y personas, logra entregar a los clientes la experiencia demandada, sin sacrificar la rentabilidad y eficiencia (Business eXperience). 

Así que, aplica estas buenas prácticas para la startup y recuerda elegir soluciones tecnológicas que realmente funcionan para ser más rentable y generar mejores experiencias 

¡Conoce las soluciones que te entregamos en EasyDoc

Conclusiones

Con buenas prácticas en tu negocio se puede hacer frente a las principales causas del fracaso en este tipo de empresas jóvenes y pequeñas. 

Las 5 prácticas recomendadas son: 

1. Debes tener claro quién eres y qué haces.

2. Crea una experiencia de cliente suprema.

3. Agiliza tu comunicación interna.

4. Ejecuta tus acciones de forma clara y precisa.

5. Da a conocer tu negocio.

Al aplicar correctamente estas buenas prácticas los negocios crecen y se sostienen en el mercado. Para su ejecución puedes apoyarte en tecnologías como las que te ofrecemos en EasyDoc. 

Te puede interesar: 

Emisión DTE con EasyDoc

Valores Punto de Venta EasyDoc

Cotiza tu plan EasyDoc